Publicado en internet por Legalinfo-Panama
http://www.legalinfo-panama.com/articulos/articulos_65.htm
Todos los derechos reservados, 2000-2003.


La Marca Comunitaria

Por:

Issamary Sánchez O.

issamary@yahoo.com

 

Buscando la promoción de un desarrollo armonioso de las actividades económicas de la Comunidad Europea, se crea un Reglamento de Marca Comunitaria. Una marca a nivel comunitario puede ser presentada ante la Oficina de Armonización de Mercado Interior (O.A.M.I.), ante el Servicio Central de la Propiedad Industrial de un Estado miembro o ante la Oficina de Marcas del Benelux.

Anteriormente, las empresas disponían de dos medios diferentes para proteger sus marcas dentro de la Unión Europea: La vía nacional exige el registro y mantenimiento de las mismas marcas en cada uno de los Estados y la vía internacional que concede un haz de marcas, con validez limitada a los países firmantes del Acuerdo de Madrid, para empresas con su sede en los mismos.

Con el logro de un mercado único a nivel de la Unión Europea, se ha incrementado la libre circulación de productos y servicios; siendo la marca comunitaria un instrumento esencial para dicha circulación, por lo que se convierte en un mecanismo necesario para que las empresas incrementen sus intercambios comerciales y se abran nuevos mercados.

La Marca Comunitaria es el signo distintivo que sirve para distinguir productos y/o servicios en el seno de todos y cada uno de los Estados miembros de la Unión Europea. Pueden ser individuales o colectivas, denominativas, mixtas y gráficas, y se admiten las tridimensionales.

La misma tiene un carácter unitario, la cual producirá los mismos efectos en el conjunto de la Comunidad. Podrán ser titulares de dichas marcas personas físicas o jurídicas que sean nacionales de Estados Miembros de la Unión Europea, o de Estados Miembros del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial o en el Acuerdo por el que se crea la Organización Mundial del Comercio (O.M.C.), nacionales de estados que no sean parte de los Convenios anteriores, pero que estén domiciliados o tengan su sede o establecimiento comercial en uno de estos, o por el Principio de Reciprocidad (donde se les otorgan los mismos derechos que les conceden a sus nacionales en otros países). Su regulación legal se encuentra en el Reglamento del Consejo No.40/1994 sobre la Marca Comunitaria y el Reglamento de Ejecución No. 2868/1995, el cual desarrolla el Reglamento 40/94.

Entre las desventajas se encuentran que es más costosa que una marca nacional, que vasta un obstáculo o diferencia lingüística para que no se consiga y que es más difícil de obtener que una marca nacional (por tener mayor cobertura).

Entre las ventajas que ofrece la marca comunitaria es el ahorro de tiempo y dinero, toda vez que la marca queda registrada en todos los países miembros de la Unión Europea (al ser presentada en una sola Oficina, se presenta para todos los países; un solo registro, un solo procedimiento para toda la Unión Europea), además que se le concede un derecho de prioridad de seis meses a partir de la fecha de la presentación de la primera solicitud, si quisiera presentar una solicitud de marca comunitaria para la misma marca y para productos o servicios idénticos a aquellos. La titularidad de dicho registro otorga el derecho exclusivo y excluyente sobre la denominación registrada para todos los Estados miembros de la comunidad. La misma podrá ser objeto de licencias totales o parciales, según sea sobre la totalidad o parte de los productos; absolutas o relativas, dependiendo de los Estados para los que se otorgue y exclusivas o no. También podrá ser objeto de embargo y demás derechos reales, así como darse en Garantía.

En muchos países, como España, existe la figura del Agente de Propiedad Industrial, quien está facultado para registrar una marca tanto a nivel nacional como comunitario, lo cual aumenta el compás y las facilidades para el registro de estas marcas comunitarias.

Con este sistema se busca agilizar el trámite que conlleva el registro de una marca en diferentes países, lo cual se ha aplicado también al registro de Patentes Europeas.

 

 

Responsabilidad y Derecho de Autor