[Página 1/4]

Versión para imprimir Version para imprimir

¿Debe Coartarse la Libertad de Expresión en Panamá?

Argumentos económicos en contra de la censura en Panamá utilizando la fórmula de Hand con la revisión de Holmes.

Por:

Manuel De Almeida

malmeida@clicac.gob.pa

 

Artículo 37 de la Constitución de la República de Panamá:

Toda persona puede emitir libremente su pensamiento de palabra, por escrito o por cualquier otro medio, sin sujeción a censura previa; pero existen las responsabilidades legales cuando por alguno de estos medios se atente contra la reputación o la honra de las personas o contra la seguridad social o el orden público.

En el artículo 37 de la Constitución panameña se consagra la libertad de expresión, pero también existe la responsabilidad civil y penal en caso que las declaraciones realizadas atenten contra la reputación y honra de las personas. En este caso la persona que se sienta perjudicada puede solicitar ante los tribunales una indemnización por daños y perjuicios. Le corresponderá al Juez competente determinar si la causa procede y de ser así establecer el monto de la indemnización. Cabe advertir que ambas decisiones son sumamente difíciles y complicadas para un Juez.

La misma norma estipula que en el caso que la declaración pública (oral o escrita) afecte la seguridad social o el orden público también existe la responsabilidad legal. En este caso, las leyes que han desarrollado la norma especifican que la persona puede ser privada de su libertad por atentar contra la seguridad del Estado o por alterar el orden público, según cuál sea el caso.

Learned Hand1, Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos, propuso una fórmula económica para tomar la mejor decisión en los casos de problemas relacionados con la libertad de expresión. El juez Hand planteaba que los tribunales deben preguntarse si la gravedad del mal multiplicada por su probabilidad, justifica tal invasión de la libertad de expresión como sea necesaria para evitar el peligro.

Matemáticamente la fórmula de Hand se expresa como B<P*L en donde B es el costo de reducción del acervo de ideas resultantes de la acción gubernamental, P es la probabilidad que los delitos instigados por el que habla lleguen a cometerse y L es el costo social si llegan a cometerse esos delitos. Hand plantea que si B es menor que P*L será eficiente que el gobierno tome medidas contra el que habla.


1. Juez de la Corte del Distrito de Nueva York de 1909 a 1924 y del Segundo Circuito de la Corte de Apelaciones de 1924 a 1951. A menudo llamado en su tiempo el "Décimo Juez" de la Suprema Corte.