[Página 3/3]

Versión para imprimir Version para imprimir

Nueva Legislación Panameña de Comercio Electrónico

 

Definición de Entidades de Certificación

Las entidades de Certificación son aquellas personas que emiten certificados electrónicos en relación con las firmas electrónicas de terceros, ofrecen o facilitan los servicios de registro y estampado cronológico de la transmisión y recepción de mensaje de datos y realizan otras funciones relativas a las firmas electrónicas.

Las entidades de certificación emiten los denominados "certificados", que permiten acreditar la información transmitida e identificar a la fuente de dicha información. Para que el certificado sea fiable, la citada entidad debe ser un organismo de confianza capaz de garantizar la procedencia de la información, que es lo que en cierta medida proporciona la seguridad.

Función

El objetivo de las entidades de certificación es constatar la validez de las firmas y los códigos digitales en las transacciones.

Autoridad de Registro

En Panamá, por medio de la Ley No.43 de 2001, se crea la Dirección de Comercio Electrónico, adscrita a la Dirección Nacional de Comercio, con facultades para acreditar y supervisar a las entidades de certificación, de acuerdo con criterios y normas internacionales, con el propósito de garantizar la seguridad y calidad de los servicios prestados por las entidades de certificación. Entre las autoridades análogas, con funciones similares en otras jurisdicciones, tenemos a la Secretaría General de Comunicaciones del Ministerio de Fomento, en España y al Departamento de Comercio de Utah.

Registro Voluntario

La Dirección de Comercio Electrónico establece un sistema de acreditación mediante Registro Voluntario, lo cual no excluye los efectos jurídicos de los actos o contratos que sean suscritos con firmas electrónicas certificadas por certificadores no acreditados. Todos los actos y contratos celebrados por medios electrónicos, estén o no firmados electrónicamente y, en este último caso, esté la firma electrónica certificada por un certificador acreditado o no, son válidos.

Podrá ser acreditada como entidad de certificación toda persona natural o jurídica que cumpla con las siguientes condiciones: cuente con la capacidad económica, financiera, tecnológica y recurso humano calificado para prestar dichos servicios; que sus representantes legales, administradores y personal operativo no hayan sido condenados a pena privativa de la libertad, o que hayan sido suspendidos en el ejercicio de su profesión por faltas graves contra la ética o hayan sido excluidos de esa profesión; garantice la existencia de un servicio seguro de consulta del registro de certificados emitidos; haya contratado un seguro apropiado y cumpla con el pago de las tasas establecidas.

La ventaja de estar acreditado, o mejor dicho, de firmar electrónicamente un documento electrónico con un certificado otorgado por un prestador acreditado, radicará en la fuerza probatoria que tendrá dicho documento, pues constituirá plena prueba, de acuerdo con las reglas generales.

Repositorios

La Ley 43 contempla el establecimiento de repositorios en los cuales las entidades de certificación acreditadas en Panamá mantendrán una base de datos de los certificados emitidos, con las respectivas claves públicas de los emisores registrados, un registro de los certificados revocados o suspendidos, garantizando que la información que mantienen se conserve íntegra, exacta y razonablemente confiable, de forma que pueda ser consulta posteriormente.

Certificaciones Recíprocas

La Ley No.43 contempla el reconocimiento de Certificados emitidos por entidades de certificación extranjeras, en los mismos términos y condiciones exigidos en ella para la emisión de certificados por parte de las entidades de certificación nacionales, siempre y cuando los mismos cumplan con ciertas condiciones.

Cristina Lewis y Rebeca Herrera D.

Abogadas

<-- Atrás

Responsabilidad y Derecho de Autor