[Página 2/3]

Versión para imprimir Version para imprimir

Naturaleza Jurídica de la Función de los Árbitros

 

Teoría Privada o Contractual

La teoría privada o contractual sostiene que el arbitraje es una institución eminentemente privada, una expresión pura de la autonomía de la voluntad de las partes. Según esta teoría, para determinar la naturaleza jurídica de la actuación arbitral, en vez de analizar el objeto de dicha actividad, es necesario ahondar en la esencia misma del acto del cual derivan las potestades de los árbitros, es decir, del convenio o cláusula arbitral.

En línea con la teoría contractual, Calamandrei sostiene que el compromiso arbitral, no transfiere la jurisdicción de los órganos judiciales a los árbitros, ni hace que pase a éstos la competencia, puesto que sólo produce "una limitación del trabajo preparatorio de cognición que normalmente cumplen por si los órganos jurisdiccionales."

Para Arminio Borjas los procedimientos arbitrales son "un juicio y una sentencia susceptibles de revisión en alzada, un arreglo amistoso entre las partes y no un acto de jurisdicción."

Por su lado, Peter Nygh nos dice que "el árbitro no es una autoridad pública prestando servicio a nombre del Estado; por el contrario, el árbitro es un particular o cuerpo colegiado cuya competencia depende de la voluntad de las partes." Así, por ejemplo, refiriéndose al lugar o sede del arbitraje, este autor manifiesta que "mientras que la selección de un foro judicial es un acto que obedece a un mandato del ordenamiento jurídico procesal, el cual, por regla general, depende de la existencia de algún nexo jurisdiccional con el objeto de la causa o con el sujeto demandado, el lugar del arbitraje puede ser meramente accidental, ya que, de no ser seleccionado por las partes, puede ser escogido por la institución o el tribunal arbitral por razones de conveniencia práctica."

La importante evolución que ha experimentado el arbitraje, particularmente en el campo comercial internacional, ha obligado a expertos y académicos a reconsiderar la vigencia de las teorías anteriormente esbozadas.

Teoría Ecléctica o Sincrética

En consecuencia, algunos autores, (entre ellos, la reconocida jurista argentina Sarah Feldstein de Cárdenas) han planteado una nueva teoría acerca de la naturaleza jurídica del arbitraje. Se trata de la teoría sincrética o ecléctica, la cual conjuga y sintetiza los postulados de las dos teorías tradicionales.

En esta teoría participan elementos propios del Derecho Privado, por cuanto se dice que surge de un convenio o acuerdo suscrito por las partes; y del Derecho Público, en virtud del carácter jurisdiccional de la decisión, reflejado en el efecto decisivo y vinculante del laudo.