[Página 2/2]

Versión para imprimir Version para imprimir

Género y Abogacía

 

Las abogadas en cifras y en cargos gubernamentales:

Actualmente en Panamá, existen registrados en el Colegio Nacional de Abogados, aproximadamente 3,431 profesionales del Derecho, de los cuales 1,165 son mujeres, lo que representa cerca de un 40% del total, según consta en el último Directorio de Abogados del año 2000. De esta cifra, a nivel de la República existen 433 cargos en el Organo Judicial, Ministerio Público y Notarías, que deben ser ejercidos por profesionales del derecho, de los cuales solamente 187 de dichos cargos son ocupados por abogadas, lo que significa que más de la mitad de dichos puestos son ejercidos por abogados varones. El resto de las abogadas, laboran en otras dependencias gubernamentales, en bufetes privados o ejercen individualmente la profesión.

Abogadas en la Administración Pública:

En el campo de la Administración Pública, dos mujeres han ocupado el cargo de Procuradora General de la Administración, una de ellas, la abogada Aura Feraud, en el año de 1990 y Alma Montenegro de Fletcher, quien asumió el cargo en 1994 y lo ejerce en la actualidad.

En la Contraloría General de la República, de tres cargos de Magistrados en la Dirección de Responsabilidad Patrimonial, creada en 1990, ha habido tres abogadas que se han desempeñado como Magistradas. La primera fue Antonia Rodríguez de Araúz en 1990; en 1994 la abogada Kaliope Tsimogianis y en 1999 la abogada Rodríguez de Araúz fue designada nuevamente.

Abogadas en el Ministerio Público:

En el Ministerio Público, desde 1994 hay una abogada como Procuradora Suplente, que es miembra activa de la FIA, la abogada Mercedes Araúz de Grimaldo. Hasta el año 2000, en el Ministerio Público había, de un total de 68 Fiscalías Superiores, Delegadas, Especiales, de Drogas y de Circuito, de las cuales 24 estaban a cargo de abogadas, mientras que de 69 Personerías Municipales, sólo 27 están a cargo de abogadas.

Abogadas en el Poder Ejecutivo:

A pesar de que no ha habido hasta la fecha una abogada que haya sido electa como Presidenta de la República, si las ha habido como Primera Dama. En 1984 la abogada Maria R. de Ardito Barletta, y en 1994, en la persona de la Licenciada Dora Boyd de Pérez Balladares.

Abogadas en el Poder Judicial:

El ámbito de la administración de justicia, históricamente éste ha sido un espacio dominado por los hombres, especialmente en las dependencias de mayor jerarquía. La primera mujer abogada en ocupar la presidencia de la Corte Suprema de Justicia, fue Marisol Reyes de Vásquez en 1985; posteriormente, en 1990 lo fue la abogada y catedrática universitaria, Aura Emérita Guerra de Villalaz. Actualmente, en la Corte Suprema de Justicia, de un total de 9 Magistrados/as, sólo dos son mujeres, una de ellas escogida en noviembre de 1999, -la abogada Mirtza Aguilera de Franceschi- como Presidenta de dicha corporación judicial.

De 38 cargos de Magistrados/as en los Tribunales Superiores Civiles, Penales, de Familia, de Menores, de Comercio y de Trabajo hay quince (15) abogadas como Magistradas, lo que representa menos del 50%.

De 71 cargos de Jueces/as Civiles, Penales, de Familia, de Menores, de Comercio, 30 están a cargo de abogadas, en tanto que de 99 cargos de Jueces/zas Municipales, 50 están a cargo de abogadas, lo que representa un 50%. De un total de 13 Juzgados de trabajo, 7 son ejercidos por abogadas.

De los 41 cargos de Defensores/as de Oficio, 20 son ocupados por abogadas, lo que representa casi un 50%.

Abogadas en el Tribunal Electoral:

Este tribunal está conformado por 3 Magistrados varones. Sólo en 1989 una abogada, Yolanda Pulice de Rodríguez, ocupó el cargo de Magistrada y además, fue Presidenta de dicho organismo electoral, sin embargo, en la actualidad los tres cargos son ocupados por varones.

Abogadas en el Poder Legislativo:

Este órgano está conformado por 71 curules, no obstante, de las siete (7) legisladoras en ejercicio actualmente, ninguna es abogada. Desde que la mujer panameña obtuvo el derecho al sufragio en 1946, ha tenido muy escasa participación en el Órgano Legislativo y de las mujeres que han logrado ser electas como diputadas, muy pocas han sido abogadas. Podemos mencionar a Thelma King Harrison, que fue Diputada de la Asamblea por la Coalición Patriótica Nacional, representando a la Provincia de Colón durante el período 1960-1964. Como Diputada, presentó y apoyó leyes importantes de interés social y sustentó la resolución para el cambio del nombre del puente Tatcher a Puente de Las Américas. Brindó apoyo a los obreros de las Bananeras durante la huelga de 1962, así como a los trabajadores del campo y a los campesinos en sus luchas contra los terratenientes.

Ministras de Estado:

Además de que también ha sido muy escasa la participación de mujeres en los cargos de Ministras de Estado, se pueden contar con los dedos de una mano las abogadas que han sido Ministras o Viceministras. Conocemos que la abogada Clara González fue Viceministra de Trabajo y Bienestar Social en el año de 1947, en 1990 la abogada Sheyla Castillo fue Viceministra de Trabajo y en la actualidad, la abogada Dora Arosemena de Battinovich es Viceministra de Educación.

Universidades Públicas:

En la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá, existen 7 departamentos, cuyos directores son todos hombres. El Consultorio de Asistencia Legal de la Facultad de Derecho está dirigido por la abogada Yolanda Bustamante. No obstante el alto índice de profesionales que egresan de la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá, muy pocas de ellas participan como docentes (de 139 docentes, sólo un 16% son mujeres, siendo una de ellas la Directora de la Escuela de Derecho, la primera en ocupar dicho cargo).

Sólo ha habido una abogada como Decana de la Facultad, en calidad de encargada por un período de tres meses en el año de 1997 (la abogada y profesora Virginia Arango de Muñoz), una candidata a Decana, la abogada Antonia Rodríguez de Araúz (que no resultó electa) y la abogada Anayansi Turner, que salió electa como Vicedecana de la Facultad de Derecho para el período 2000-2003.

Durante las elecciones universitarias del año 2000 sólo hubo una abogada candidata a la Rectoría de la Universidad de Panamá, la doctora Aura Emérita Guerra de Villalaz, sin embargo, no resultó electa.

Sector empresarial, gremial y sindical:

También resulta baja la participación de las abogadas en las directivas gremiales, sindicales o empresariales. Se puede mencionar por ejemplo, que la abogada Nivia Rossana Castrellón, fue Presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP, organismo que aglutina a las más importantes asociaciones del sector empresarial en Panamá) durante el período 1998-1999.

Hasta 1996, de un total de 4,580 idoneidades para ejercer la abogacía emitidos por la Corte Suprema de Justicia 1,388 correspondían a mujeres. De esta cifra inscritos en el Colegio Nacional de Abogados, hay un total de 3,431 de los cuales 1,165 son mujeres abogadas, tal como ya señalamos.

Es innegable que la mujer panameña, por su propio esfuerzo y superación, ha logrado acceder a las distintas profesiones, luchando por eliminar la discriminación de que ha sido objeto en el campo profesional, como es el caso de la abogacía. En esta profesión, ha tenido que abrirse camino trabajando con gran capacidad y eficiencia, representando dignamente al sexo femenino, logrando una gran mayoría de abogadas un sitio de respeto y honor, en una profesión que durante mucho tiempo, le fue vedada o ejercida casi que exclusivamente por el hombre.

Hoy, las abogadas panameñas, intentamos cimentar con nuestros colegas varones, la solidaridad que debe unirnos en tan noble profesión en beneficio de toda la sociedad, porque como una vez dijeron dos abogados italianos, los hermanos Erizzo, la abogacía es "inmensamente bella y profundamente humana: la más humana y la más bella"; por eso, las mujeres del derecho luchamos por una justicia más humana para nuestra sociedad, basada en el respeto, la paz y la igualdad compartida.

Mariblanca Staff Wilson

La autora es abogada, escritora, feminista y exMagistrada de la Corte Suprema de Justicia.

<-- Atrás

Responsabilidad y Derecho de Autor

BIBLIOGRAFÍA

1. Staff Wilson, Mariblanca. Heroínas Anónimas de la Paz. Inédito.

2. Staff Wilson, Mariblanca. Las Abogadas en Panamá. La Prensa, Sábado 19 de noviembre de 1994, Sección Opinión, pág. 20 A.

3. Directorio Nacional de Abogados 2000.