[Página 2/2]

Versión para imprimir Version para imprimir

Crisis, Desarrollo y Evolución en los
Modelos de Políticas Económicas en América Latina

 

g III. MODELOS DE DESARROLLO EN AMÉRICA LATINA

Ahora bien, como hemos visto, en el Capítulo anterior, los Estados que se encuentran dentro de una periferia capitalista o de un mundo capitalista afrontan diversos períodos de crisis y otros de desarrollo, marcados principalmente por cambios en la estructura económica o en los modelos económicos o también porque no decirlo, en los sistemas de políticas económicas.

Es por ello que vemos que en este estudio realizado enfocamos a América Latina y sus modelos de Política Económica dentro de la Periférica Capitalista.

Tilman Evers, profesor asistente de sociología en el Instituto de América Latina de la Universidad Libre de Berlín, a través de su obra "El Estado en la Periferia Capitalista"; busca establecer una teoría de las diversas características de los Estados subdesarrollados. Además es considerado este libro como uno de los intentos más sistemáticos por lograr establecer la relación entre política y economía en países subdesarrollados. Por lo cual podemos precisar que uno de los objetivos más importantes que busca Tilman Evers, es el de reconstruir teóricamente el condicionamiento económico de la acción del Estado.

Hago mención de esta obra porque creo que constituye, un enfoque a grandes rasgos de lo que sucede con los países subdesarrollados dentro de una esfera capitalista o un mundo capitalista. Esto quiere decir que tiene relación directa con el tema tratado, pues son los países de América Latina, los que buscan una inserción a esa "Periferia Capitalista", mediante modelos y políticas económicas, que lo que buscan es la introducción del Estado subdesarrollado a la esfera capitalista sin causar mayores trastornos o crisis en su afán de búsqueda del Desarrollo.

Se ha identificado históricamente durante el período de 1890-1979, cuatro fases de crecimiento de la economía mundial y en medio de estas cuatro fases se identifican otras cuatro fases de crisis y estancamiento económico.

A. LIBERALISMO ECONÓMICO:

Comprende la primera etapa de crecimiento económico que va desde1820 hasta 1913, culminando con el inicio de la Primera Guerra Mundial. Hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial (1913), el modelo de desarrollo que prevalecía en el sistema capitalista se basaba principalmente en la acción relativamente irrestricta del capital privado y del mercado; el bastón de la responsabilidad por el dinamismo económico estaba en manos de la empresa privada. A este modelo de desarrollo se le denominó Liberalismo Económico, cuya premisa fundamental era la libertad de empresa, libertad individual, considerada como un don natural que podría regir todos los ámbitos de la Sociedad.

B. INTERCAMBIO DESIGUAL:

Luego sobreviene una etapa de estancamiento y crisis muy profunda que incluye:

1. Los dos períodos bélicos mundiales (1913-1945).

2. La turbulenta década de los veinte.

3. La Gran Depresión de los años treinta y termina hacia el año de 1950.

Durante todo este período, y hasta 1929 América Latina participó en el mercado capitalista mundial basándose en el modelo de Agro exportador. Su producción y exportación de productos provenientes del sector primario (alimentos y minerales) contribuyó en gran parte al proceso de industrialización que vivían los países desarrollados del sistema. En el momento en que aquellos desarrollaban su sector secundario, algunos países ya recibían de los países desarrollados productos manufacturados con estas materias primas a elevados precios, en lo que se constituyó el llamado proceso de Intercambio Desigual.

C. EL ESTADO DESARROLLISTA:

Después de la Segunda Guerra Mundial, (fines de la década del cuarenta hasta los años sesenta), se vive una nueva etapa de crecimiento sin precedentes en dos siglos de historia económica.

En este período, el Estado Desarrollista (1950-1960), en los países de América Latina se constituyó en la única alternativa viable para llevar a cabo la transformación de modernización de sus estructuras subdesarrolladas y enfrentar la crisis que afectaba al sistema capitalista mundial. Se impulsó a partir de este momento el modelo basado en la sustitución de importaciones e igualmente se trato de promover:

1. La industrialización, el sector más regazado.

2. La modernización en general.

Para esto, el Estado se convirtió en pilar fundamental de la industrialización, apoyando al sector privado de diversas maneras.

1. A través de la integración del mercado interno creando infraestructuras de transporte y comunicaciones (carreteras, puertos, etc.).

2. Facilitando la formación de recursos humanos calificados a nivel básico, especializado y superior.

3. Protegiendo la industria local a través de leyes especiales, etc.

Este modelo, que no fue aplicado con la misma intensidad ni en los mismos períodos en todos los países de América Latina, entra a su fase de agotamiento a finales de la década del cincuenta en unos y a mediados de la década del setenta en otros.

D. ESTADO EMPRESARIO:

Con la llegada de la década del setenta se revierten las tendencias y se pasa a una etapa de crecimiento mucho más lento y de gran inestabilidad, que se agudizó con la crisis de la deuda en 1982. Durante los años setenta, el Estado sigue manteniendo en algunos países sus funciones de fomentador del desarrollo, pasando de ser un Estado Desarrollista a un Estado Empresario, que implicó una mayor intervención del Estado en la economía. Este intervensionismo se basó en el impulso de una actividad de naturaleza empresarial, en actividades que hasta ese momento fueron considerados del dominio de la empresa privada. El instrumento utilizado por los países que aplicaron esta modificación del modelo desarrollista, fue: "La Planificación Económica".

En el contexto regional y mundial se vivió un período de crisis del desarrollismo y de crisis del sistema capitalista mundial propiciada por el incremento en los precios del petróleo. No obstante, de este orden de cosas surgió la expansión del sistema financiero internacional, que se vio fortalecido por la gran liquidez generada por países exportadores de petróleo. Fue sobre la base de préstamos que administró la banca privada internacional que se financiaron varios países del sistema entre ellos los de América Latina, que permitió la incursión más agresiva del Estado en otras actividades convirtiéndose en productor de bienes y servicios (energía, telecomunicaciones, mineras, productos agrícolas, etc).

El acceso fácil al crédito internacional hizo crisis a finales de la década del setenta y con mayor claridad en 1982, imitando las posibilidades de expansión de este tipo de intervensionismo estatal y provocó la agudización del fenómeno de la "Deuda Pública Externa".

A partir de los últimos años de la década del setenta se presenta un nuevo modelo de desarrollo para los países del sistema capitalista. Ahora se critica el intervensionismo estatal y se le atribuyen los problemas que enfrentan las economías del sistema. La liberalización de las economías latinoamericanas se constituyen entonces como el nuevo y moderno modelo de desarrollo del Neoliberalismo. Se trata de eliminar todo vestigio del mercado, la iniciativa privada se convierte en el pilar del desarrollo de las naciones. Para esto se requiere realizar transformaciones profundas en los planos económicos, políticos y sociales, a través de programas de estabilización y de ajuste estructural. La aplicación de este modelo ha orientado las economías de los países latinoamericanos desde la década del ochenta y todavía se intensifica a pesar de los costos sociales y políticos que ha generado.

En la actualidad se considera, que estamos frente a un período semejante al que se vivió entre 1913-1945; en el cual se experimenta un nuevo cambio de época y cuyo perfil aún no conseguimos distinguir.

 

g IV. A MANERA DE CONCLUSIÓN

1. Las crisis se manifiestan a través de varios aspectos: disminuciones significativas en los niveles de empleo, tanto de recursos materiales como de fuerza de trabajo; contracciones e las tasas de ganancias que pretenden lograr los empresarios; bajos niveles de productividad; niveles profundos de deterioro de las condiciones de vida de la mayoría de la población de los países.

2. En el Mundo capitalista, la aplicación de nuevos modelos de desarrollo económico constituye reacciones del sistema frente a las situaciones de crisis, mediante los cuales se intenta lograr ajustes para enfrentar sus dificultades económicas, políticas, sociales e ideológicas.

3. En América latina podemos establecer cuatro fases o etapas que establecen modelos de desarrollo, que en un momento dado buscaron el bienestar de sus pueblos. Pero es evidente que estos países se han convertido en laboratorios donde se experimentan los reactivos de diversos modelos que en la mayoría de los casos no responden a las necesidades concretas de los países.

4. Es evidente, que en los momentos de crisis del sistema capitalista, se presenta como mecanismo de neutralización de sus efectos, la aplicación de nuevos modelos de políticas económicas que pretenden revertir las tendencias y problemas que conllevan la búsqueda del desarrollo con la inserción a la Periferia Capitalista, por parte de los Estados en vías de desarrollo.

5. Vemos que ninguno de estos modelos de desarrollo ha logrado disminuir uno de los problemas más marcados en nuestra sociedad: La pobreza, la cual es el producto de la gran división social, económica que existe entre los hombres en América Latina.

Adolfo J. Campos B.

Estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá.

Miembro de la Asociación Nueva Generación Jurídica, de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá

Miembro de la Junta Directiva del Consejo Latinoamericano de Estudiosos del Derecho Internacional y Comparado (Coladic)

<-- Atrás

Responsabilidad y Derecho de Autor