[Página 1/2]

Versión para imprimir Version para imprimir

La obra plástica y su protección en
la legislación panameña

Por:

Ricardo A. Padilla P.

Padilla & Padilla

La obra plástica nace con el hombre, cuenta de ello lo es el arte rupestre encontradas en diferentes lugares del mundo.

"La obra plástica y su forma de objetivación perdurable o sea el material donde queda plasmada es de distintas clases y texturas: papel, tela, madera, mármol, bronce o cualquier otro material susceptible de transformarse como la arcilla o el acrílico por lo que no ha de confundirse la creación en sí y el soporte o material que le da sustento". (1)

Esto no los comenta el Dr. Ramón Obón León quien nos señala además que "la guía del convenio de Berna aclara más el concepto de la obra a que nos referimos en el párrafo anterior señalando: esta categoría, esencialmente, las obras llamadas artísticas tanto bidimensionales (dibujos, cuadros, grabados, litografías, etc.) como tridimensionales (esculturas, estatuas, obras arquitectónicas, monumentos, edificios, etc.), independientemente de su género (figurativo o abstracto) y de su finalidad". (2)

El tratadista colombiano Manuel Pachón Muñoz es de la opinión que "las obras de dibujo, pintura, arquitectura, escultura, grabado y litografía se caracterizan por ser apreciables mediante el sentido de la vista y generalmente se les llama obras de arte". (3)

Está claro pues, qué debe considerarse obra plástica. El origen de la protección de este tipo de obras se remonta a la época de los privilegios con el estatuto de la reina Ana en dónde dicho tipo de obra era protegida por un período corto de duración teniendo el autor que firmar el soporte material donde quedaba plasmada la misma añadiéndole además el año de su creación.

Los derechos que poseen los autores se dividen en derechos morales y derechos patrimoniales. En el caso de las obras plásticas estos derechos son perpetuos, inalienables, imprescriptibles e irrenunciables; en los patrimoniales están las características siguientes:

  • son embargables

  • son transferibles

  • son temporales

  • son renunciables

Dentro de sus facultades están las de disponer de la obra, de reproducir la obra, derecho de transformar la obra (adaptación), derecho de comunicar la obra (dentro del cual está el de exposición).

La Ley 15 de 1994 en su artículo 2 numerales 24 y 17 define qué debe considerarse obra plástica y obra de arte aplicada (que tiene que ver con la explotación industrial de la obra). Por otro lado en sus artículos 20 a 22 habla de figuras como el droit de suite y de las licencias para el uso de bustos y retratos de personas.

Veamos algunas situaciones jurídicas que pueden resultar en infracciones a los legítimos derechos del autor:

  • Que se mutile su obra

  • Que se modifique su obra

  • Que se distribuya su obra

  • Que se reproduzca su obra

  • Que se omita el pago del porcentaje pactado por ley en las sucesivas reventas (el 2 % del droit de suite)

La obra plástica en principio es obtenida con el fin de embellecer x ó y lugar (oficinas públicas, residencias, lugares de trabajos, galerías, etc.) pero el adquirente es un mero tenedor de la obra ya que ella debe mantenerse inalterada o íntegra. Fernando Zapata citando a Larrea Richerand dice: "En el caso de la obra plástica la forma como los derechos de propiedad y los derechos de autor están relacionados, plantea cuestiones de gran trascendencia, pues es muy difícil o casi imposible separar estas dos partes (el llamado corpus misticum y el corpus mecanicum) ya que la combinación ideal de líneas, trazos, formas o colores se integra a la realidad física en que se presenta (el lienzo, la pared, la madera, etc) y su destrucción si puede ocasionar la destrucción de la obra". (4)

Por su parte Obón León considera que:

"Así el concepto de "venta" se ha indebidamente asimilado a los modos de explotación de la obra plástica. Por ejemplo, una persona adquiere un cuadro o una escultura y se la lleva a casa ,pero este cuadro o esa escultura ,no es un automóvil ni un mueble al cual el dueño puede hacerle modificaciones o alteraciones que desee. Esto es, no tiene un derecho de propiedad ni en estricto ni en amplio sentido.

Del derecho real de propiedad deriva el poder usar, disfrutar y abusar de la cosa. Esto no ocurre con la obra plástica, pues en tanto la obra de creación está protegida por la Ley ,en efecto, ella establece que son derechos el de oponerse a toda deformación de la obra, mutilación o modificación de su obra que se lleve a cabo sin su autorización, así como toda acción que redunde en demérito de la misma o mengua del honor, del prestigio o de la reputación del autor.

Es claro entonces que dicha operación que realiza el artista plástico con el adquirente no es una venta sino la transmisión de un derecho de autor, por lo que el pago que dicho creador recibe es en estricto sentido una regalía". (5)

Que un adquirente modifique la obra constituye otra de las infracciones que pone en peligro la naturaleza de la obra como la finalidad que se persigue. Antonio Delgado comenta lo siguiente a este respecto: "El derecho de transformación hace referencia a la traducción, adaptación y cualquier otra modificación en la forma de la obra, de la que se deriva una obra diferente. En virtud de este derecho exclusivo (cuyo contenido está muy próximo al derecho moral y con el que no debe confundirse) se confiere al autor el poder jurídico de autorizar a otro la creación de "obras derivadas" de la suya preexistente. Se trata de una incorporación de esta obra a otra nueva, perteneciente o no al mismo género". (6)

La circunstancia que se distribuya una obra sin el consentimiento de su autor igualmente constituye otra violación grave ya que se está comercializando la creación con el evidente ánimo de lucrar (lo que ya no constituiría una excepción, aún si se distribuyera un sólo ejemplar y a un precio bajo).


1. OBON LEON, Ramón, "Revista Mexicana de Derecho de Autor", Año 1 #4, 1990, Pág. 11

2. Idem, Pág. 11

3. PACHÓN MUÑOZ, Manuel, "Manual de Derecho de Autor", Editorial Temis S.A., Bogotá,1990. Pág. 21

4. ZAPATA, Fernando, "Ambito de protección del Derecho de Autor: la Obra Plástica, VI Congreso Internacional sobre la Protección de los Derechos Intelectuales, México, 1991, Pág. 104

5. Idem, Págs. 12 y 13

6. DELGADO PORRAS, Antonio, "Panorámica de la Protección Civil y Penal en materia de Propiedad Intelectual", Editorial Civitas, 1988, Pág. 38