Versión para imprimir Version para imprimir

Distintos Lugares, Problemas Similares

 

Página 2/3

n CONSEJO MUNDIAL DEL AGUA

Alarma sobre el agua

UN INFORME del Consejo Mundial del Agua publicado esta semana apoyado por las Naciones Unidas y el Banco Mundial- hace sonar todas las alarmas sobre la penuria de agua que se cierne sobre el planeta, que en los próximos 25 años habrá aumentado su población en unos 2.000 millones de personas.

La Tierra parece un gran charco desde el espacio, pero la realidad es que menos del 1% de esa masa puede usarse para satisfacer las necesidades de sus pobladores. El agua no sólo es dramáticamente insuficiente en muchas zonas del mundo, sino que se perfila como uno de los recursos naturales capaces de desatar guerra en los años venideros.

Para dar agua potable a los más de 1.000 millones de seres humanos que carecen de ella y mejorar el suministro a muchos más se necesitan cifras astronómicas, que en la mayoría de los casos no están en condiciones de asumir los Gobiernos de los países más afectados. Es imprescindible implicar al sector privado, pero éste no acudirá a llenar el vacío si no se garantiza una rentabilidad aceptable de las gigantescas inversiones necesarias.

Los expertos manejan datos incontestables que apoyan la tesis de una catástrofe en el horizonte. En el último siglo, la población mundial se ha triplicado, pero el consumo de agua se ha multiplicado por seis. Se impone, pues, una nueva aproximación global, de la que forman parte a la vez la multiplicación de las inversiones públicas y privadas y el hecho de que los consumidores, agricultores incluidos, tendrán que estar dispuestos a pagar más por su utilización. España, por ejemplo, es un país que se desertiza a ojos vista, y donde algunas de sus regiones más productivas dependen decisivamente del agua, no obstante, la desidia de sucesivos Gobiernos ha sido incapaz de poner en marcha un plan riguroso para ordenar sus recursos. En tal sentido, el Plan Hidrológico Nacional no ha podido aprobarse en los dos últimos períodos legislativos.

 

n CUBA

LA DEFORESTACION Y LA PERDIDA DE LA BIO-DIVERSIDAD CONSTITUYEN HOY UNA PREOCUPACION DE TODA LA HUMANIDAD.

Es bueno recordar que en la Reforma Constitucional de 1992 estos principios se plasman en la Carta Magna, al ser modificado su artículo 27 el que quedó redactado como sigue:

"El Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política.

Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y todo el rico potencial de la naturaleza.

El Decreto Ley 136 ya derogado, constituyó un paso normativo-jurídico importante en el objetivo de la conservación, protección y uso racional de los bosques, y la fauna silvestre, al introducir modernas concepciones sobre el desarrollo sostenible de estos y el papel controlador del Estado sobre el régimen de aprovechamiento.

No obstante, dicha norma trataba en forma muy general importantes aspectos como la clasificación de bosques, el manejo forestal el aprovechamiento y la protección y conservación. Tales circunstancias tornaron difícil que se constituya en un impedimento de la acción depredadora y solo ha paliado a las talas indiscriminadas y otras conductas infractoras.

 

- FUNDAMENTOS DE LA LEY FORESTAL CUBANA.

El fortalecimiento y desarrollo de una política ambiental propia, las profundas transformaciones en la tenencia de la tierra, la necesidad de incrementar el aprovechamiento de los recursos forestales para satisfacer las necesidades de nuestra economía, conjugado con un equilibrado régimen de protección y conservación de los bosques y la necesidad de reglamentar y fortalecer el papel controlador del Estado sobre el régimen para su aprovechamiento, requieren de una legislación forestal que sirva de base para alcanzar los objetivos que el país se propone en el sector forestal.

Concretamente los hechos ocurridos en un lapso de tiempo inferior a cinco años que aconsejó el perfeccionamiento de la legislación y que sirvieron de base a la elaboración y presentación de Proyecto de Ley Forestal fueron:

- La separación de las funciones del Estado de las empresariales y los pasos dados por el Ministerio de la Agricultura en la actividad forestal, al sustraer del sistema empresarial, el control estatal que cuadamente se le confirió durante muchos años, con los consiguientes perjuicios al priorizar las actividades económicas productivas en detrimento de las de control y reguladoras

- El traspaso del Cuerpo de guardabosques al Ministerio del Interior

- La institucionalización de la Comisión Plan Turquino Manatí y su incidencia en el manejo de los ecosistemas de montañas

- La creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, con lo cual se ha jerarquizado al máximo nivel la determinación y aplicación de la política ambiental del Estado acorde a los nuevos tiempo y concepciones.

- La promulgación de una nueva Ley del Medio Ambiente, la Ley No. 81 de 12 de Julio de 1997.

Las profundas transformaciones que han tenido lugar en el sector agrario y la entrega de tierras a gran cantidad de personas naturales y jurídicas ha incrementado el número de poseedores de tierras forestales y por consiguiente se diversifica y amplia el potencial de productores forestales, actividad que hasta hace poco realizaban casi exclusivamente las empresas forestales.

Los hechos señalados, unidades a las insuficiencias del Decreto. Ley 136 dieron como se ha dicho, base y fundamento al Proyecto de Nueva Ley Forestal.

En la elaboración de la propuesta se tuvieron en cuenta las funciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y del Ministerio del Interior en cuanto al Patrimonio Forestal y las regulaciones de carácter general que respecto a dicho patrimonio estableció la Ley del Medio Ambiente.

En cuanto a la fauna y la flora silvestre, después de un profundo análisis con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, ambos organismos coincidieron en trabajar conjuntamente con el Ministerio de la Industria Pesquera en la elaboración de una legislación específica sobre la diversidad biológica que incluya, no solo la fauna y la flora terrestre, sino también la avícola y marina.

En la elaboración del Proyecto fue consultada la legislación forestal de México, Honduras, Guatemala, Panamá, Chile, Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina.