Versión para imprimir Version para imprimir

Problemas Jurídicos
del Comercio Eléctronico (cont.)

 

n 2. Legislación Comparada

Los nuevos sistemas de autenticación de firmas digitales y/o electrónicas han sido objeto de regulación de la Comunidad Económica Europea, los EE. UU. y las Naciones Unidas. Es así, como se han dictado Leyes, Decretos y Acuerdos, atendiendo a criterios muy diversos, sustentados en la mayoría de los casos, en la diferencia de los sistemas jurídicos (Derecho Común y Derecho Codificado).

A continuación, expondremos brevemente las legislaciones implementadas por España y Argentina, (quienes van a la vanguardia entre los países Hispanos parlantes) en cuanto a Leyes relacionadas al comercio electrónico y la Firma Digital, se refiere:

 

n 2.1 España.

n 2.1.1 Real Decreto - Ley Nº 14

España aprobó, el 17 de septiembre de 1999, el Real Decreto-ley 14, sobre Firma Digital, estableciendo un régimen fijo y aplicable a las relaciones telemáticas, persiguiendo fundamentalmente la dotación de seguridad a dichas relaciones, y homologando la Firma Digital con la manuscrita. Es necesario destacar que esta Ley es innovadora, pues, el Gobierno español se ha adelantado con ella, a la Unión Europea, e inclusive a los EE.UU.

Los servicios de Autoridad de Certificación pueden ser prestados, de acuerdo a la Ley, por organismos públicos o privados, como las Cámaras de Comercio. En España, existen en la actualidad cuatro Autoridades de Certificación: ACE (Agencia de Certificación Electrónica), Feste, IPS y Ceres.9

El mecanismo es sencillo, ya que, mediante la firma digital, aseguran la identidad y confidencialidad de las personas, a través de un tercero imparcial, denominado "Autoridad de Certificación", el cual es el encargado de "autenticar la identidad de quien firma un documento, relacionando una clave pública, con una persona o entidad a través de la emisión del Certificado Digital.

Francisco González Patón señala al respecto, que: "El ciudadano tendrá a su disposición una tarjeta inteligente (de forma y tamaño parecida a las de crédito); y dispondrá en su ordenador de un lector especial (que en éstos momentos no tiene ninguno de los equipos que tenemos en casa). Y el proceso a seguir será el siguiente: si usted desea rubricar un documento, deberá introducir una tarjeta inteligente en el lector asociado a su equipo informático y teclear una clave. El ordenador, gracias a un programa específico, y a a partir de la información que le proporciona la tarjeta, calculará cuá es su firma y sellará con ella el documento. Dado que se trata de una firma "invisible", el propio programa ofrece la posibilidad de que el usuario compruebe si el documento va firmado efectivamente."10

De acuerdo a esta Ley, las Agencias Certificadoras deberán estar inscritas en el Registro de Prestadores de Servicios de Certificación del Ministerio de Justicia, el cual será público y debera estar permanentemente actualizado a disposición de cualquier persona. La actividad de estas Agencias, estará sometida a la inspección administrativa de la Secretaría General de Comunicaciones del Ministerio de Fomento.

Carlos Galán, director de ACE (primera Autoridad de Certificación privada de España, que reúne al 100% de las entidades financieras del país), define la función de las Agencias de Certificación, al decir : "Las agencias de certificación actúan como cibernotarios, son entidades de derecho privado que tienen la potestad de emitir certificados digitales y garantizan que la firma responde a un individuo determinado".


9. PÉREZ, M.J.. La Firma Digital, clave para los nuevos servicios que vienen. Revista ABC, Noviembre, Madrid, 1999, p.8.
10. GONZÁLEZ PATÓN, Francisco. ¿Qué es la Firma Electrónica?. Boletín El Ciudadano, Nº 294, Diciembre, Madrid, 1999, p. 2.
11. GALAN, Carlos, Cit. Por GONZÁLEZ PATÓN, Francisco. Ibídem, p. 2.