Versión para imprimir Version para imprimir

El Principio de territorialidad en materia fiscal y su relación con actividades offshore

  Por:

Lic. Heriberto Estribí Ch.

 

Vidal & Vidal Asociados

 

estribi@hotmail.com

A. Elementos del Principio.

La mayoría de nuestros países centroamericanos (con excepción de Honduras con un sistema global de recaudación tanto territorial como extraterritorial), han establecido como base para el cobro del impuesto sobre la renta la aplicación del principio de territorialidad en materia de tributaria. Igualmente Panamá, desde 1916 con nuestra primera codificación en materia fiscal, ha desarrollado un moderno sistema tributario, donde sólo es válido el pago del impuesto sobre la renta por los ingresos obtenidos en operaciones efectuadas dentro del territorio nacional. Antes de entrar en materia se hace necesario la aclaración de ciertos elementos en torno a este principio en cuanto a su aplicación en Panamá y su uso en relación a la industria Offshore. El mismo podría definirse en términos generales como "la obligación del contribuyente de tributar por los ingresos netos obtenidos dentro del territorio del país recaudador", siendo el "territorio" su primer elemento básico. Nuestra normativa fiscal al respecto (Art. 694 del CF y Art. 9 del DE 170 de 1993) introduce otros elementos a la definición. Observemos en primer término el primer párrafo del Art. 694 del CF:

"Es objeto de este impuesto la renta {&ldots;.} que se produzca, de cualquier fuente, dentro del territorio del a República de Panamá, sea cual fuere el lugar donde se perciba.

Contribuyente, tal como se usa el término {&ldots;.} es la persona natural o jurídica, nacional o extranjera que percibe la renta gravable objeto de este impuesto."

La norma introduce claramente los conceptos de "contribuyente" y "fuente" como elementos para la aplicación de este principio en Panamá. Para los efectos de este artículo "fuente" puede entenderse como toda persona (natural o jurídica), operación, negocio o actividad lucrativa que produzca renta a favor del contribuyente.

Finalmente, el Art. 9 del DE 170 nos menciona otros elementos del principio aunque de manera excluyente mencionado que será "objeto del impuesto sobre la renta la que se produzca dentro del territorio panameño, independientemente de la nacionalidad, domicilio o residencia del beneficiario".

Si bien es cierto que estos elementos no son considerados por nuestras autoridades fiscales al momento de aplicar este principio, en países con alta recaudación de impuestos, los elementos de ciudadanía y domicilio constituyen el punto clave para el cobro del impuesto sobre la renta. Tomemos como ejemplo el caso norteamericano que según las normas de la IRS, el principio de territorialidad esta íntimamente relacionado con el impuesto sobre la renta en base a la porción de ingresos provenientes de algún persona (natural) ciudadano, residente o registrado (persona jurídica), al igual que sobre la renta de negocios, inversiones y propiedades dentro del territorio de EUA en base estrictos requisitos de presencia física o contacto que una persona pueda tener dentro de un periodo determindado de tiempo. A diferencia de nuestra normativa fiscal, las autoridades fiscales de este tipo de países no consideran como único centro del sistema de recaudación un criterio determinado, haciendo uso de todo tipo de conceptos jurídicos para lograr un alto cobro de impuestos.

Tomando en consideración la anteriormente explicado, los elementos básicos para la aplicación de este principio en materia fiscal en Panamá son: El tipo de contribuyente, la ubicación de la fuente de la renta( donde la "fuente" debe encontrase dentro de la Rep. de Panamá) y las varias connotaciones del concepto territorio en nuestra normativa interna, tales como superficie, espacio aéreo o situaciones especiales de extensión territorial como embajadas y demás delegaciones diplomáticas. (Ver en cuanto al "contribuyente": SA como accionista de compañía extranjera - Resolución No. 201 - 577 del DGI, en cuanto al "territorio": Rentas de Trabajadores de Líneas Aéreas - Resolución No. 201 - 1134 del DGI, en cuanto a la "fuente": Comisiones Ganadas en el Exterior - Resolución No. 201 - 293 del DGI).

B. Aplicación del Principio de Territorialidad Panameño en Materia Offshore.

A partir de la aplicación de este principio fiscal, desde los inicios de la década de los setenta, y haciendo uso conjuntamente de las famosas "Pancos" (SA), abogados, contadores y fiduciarios europeos tomaron ventajas de la frase: "están exentas del pago del impuesto sobre la renta las transacciones que se perfecciones fuera del territorio de la Rep. de Panamá&ldots;", para promover transacciones comerciales internacionales, compra de bienes y estructuras testamentarias (en una primera etapa de la industria Offshore) sin la obligación de pago alguno de impuestos sobre la renta por dichas actividades siempre y cuando las misma se llevarán acabo fuera del territorio del país de registro de dicha compañía, Panamá.

En la década de los ochentas el atractivo comercial de las "Pancos" fue tan exitoso que otros países rápidamente crearon entidades que podrían ser utilizadas de la misma manera que las compañías panameñas para actividades Offshore, naciendo de esta forma las famosas IBC´s. Las IBC´s son compañías diseñadas solo para realizar negocios internacionalmente con la prohibición llevar negocios a nivel local. Paradójicamente, las compañías panameñas en base a la no existencia de ninguna prohibición por parte de la Ley 32 de 1927 y en aplicación del principio de territorialidad del Art. 694 del CF, son las únicas entidades utilizadas en la industria Offshore que pueden realizar transacciones tanto a nivel internacional, libre de impuestos en Panamá, como tambien llevar negocios dentro de la Rep. de Panamá simultaneamente.

Cabe anotar que en repetidas ocasiones el DGI a mencionado que cualquier compañía local que realice actividades dentro y fuera del territorio nacional, deberá pagar el impuesto de la renta correspondiente en la cuota parte de las renta que provenga de "fuente dentro del territorio de la Rep. de Panamá".

Consideremos los 3 casos posibles desde el punto de vista local * en relación al uso de este principio de territorialidad en el mundo Offshore SA:

CASO: Una SA sin actividad local pero con presencia física en el territorio con renta de fuente extranjera:

En aplicación del literal b del Par. 2 del Art. 694, esta compañía no debe declara ni pagar el impuesto sobre la renta en Panamá. Veamos el literal b:

"Parágrafo 2.- No se considera producida dentro del territorio de la República de Panamá la renta proveniente de {&ldots;}:

    a. {&ldots;}

    b. Dirigir, desde una oficina establecida en Panamá, transacciones que se perfeccionen, consuman o surtan sus efectos en el exterior;"

Cabe añadir que la DGI ha hecho uso de este numeral para regular las transacciones de comercio electrónico. La dirección considera que una SA llevando "e-commerce", esta exenta del pago del impuesto sobre la renta que perciba a través de su página en la Internet cuando la página web de la compañía esta ubicada en un servidor "fuera del territorio de la Rep. de Panamá" y adicionalmente, que los clientes que paguen a través de la web no se encuentren dentro Panamá. Es decir, que la renta que se percibe on line sea de fuente fuera del territorio nacional.

CASO: Una SA con actividad local y/o presencia física fuera del territorio con renta de fuente extranjera.

Este el caso del uso de una compañía panameña con fines Offshore aplicando el principio de territorialidad fiscal. Estando la actividad de esta empresa totalmente enfocada al extranjero, la fuente de su renta estará fuera del territorio panameño y se exime por completo del pago de impuestos sobre la renta en Panamá.

CASO: Una SA con actividad local pero sin presencia física en el territorio con renta de fuente panameña.

En este caso tenemos una compañía inscrita en el Registro Público, que no se acoge al literal b del Par. 2 de 694 y tampoco es sucursal de ninguna entidad extranjera Panamá, pero actúa desde el extranjero en territorio Panameño (por ejemplo, por medio de directores con residencia en el extranjeros) acumulando ingresos en una cuenta en el exterior provenientes de inversiones o negocios en Panamá. Es claro en este caso que la compañía debe declarar y pagar el impuesto sobre la renta de fuente Panameña, ya que su renta es de fuente dentro del territorio nacional.

C. Opinión

Discrepo con la tendencia del DGI en enfocar las respuestas de sus consultas legales sobre el Principio de Territorialidad, utilizando como única referencia el elemento "Territorial". En mi opinión el elemento para resolver malas interpretaciones en cuanto a este principio es el punto de la "fuente", interpretado de la siguiente manera: "si la fuente de la renta del contribuyente esta localizada dentro del territorio de la Rep. de Panamá, dicha renta debe ser declarada como renta gravable"; y no exclusivamente porque la actividad se realice dentro de territorio nacional.

A manera de conclusión me resta mencionar que las tendencias reformistas que se aproximan en el ámbito fiscal hacen necesario el repaso de varias de nuestras estructuras y principios fiscales que aunque para muchos no sea del todo cierto, este principio es de suma importancia para una las industrias mayormente favorecidas con las ventajas fiscales que ofrece nuestro sistema tributario, la industria de servicios Offshore internacional.

 

 

 

(*)Sería imposible el analizar todas las posibilidades en este artículo. Por lo tanto, e utilizado como punto de referencia, el punto de vista local en cuanto al uso del principio de territorialidad en materia Offshore.

Abreviaturas:

Art.: Artículo

CF.: Código Fiscal

DE.: Decreto Ejecutivo

DGI: Dirección General de Ingresos	

EUA: Estados Unidos de América

IRS: Servicio de Recaudaciones Internas en los EUA

SA: Sociedad Anónima

Par.: Parágrafo

Pancos: Panamanian Companies